Istirincha Desarrollo Ecoturistico

Proyecto Istirinchá

¿Cómo nació el Proyecto Istirinchá?

La reserva privada Istirinchá se encuentra ubicada en el municipio de Nautla, Veracruz en un humedal costero, alimentado por aguas del río Misantla. Cuando se adquirió esta propiedad estaba destinada a uso agrícola y ganadero, al realizar trabajos de investigación nos dimos cuenta que habían remanentes de manglares antiguos y nos dimos a la tarea de crear estrategias para restaurarla.

Debido a la fragmentación de los suelos y la desaparición de nichos ecológicos a causa del uso ganadero y agrícola que se le daba a la zona, muchas especies de flora y fauna que ahí habitan se encontraban amenazadas. Algunas de estas especies incluso están consideradas dentro de la categoría de protección en las leyes ambientales mexicanas.

En 1999 se tomó la decisión de iniciar proyectos de reforestación y conservación de dichos ecosistemas con la finalidad de resarcir el daño ecológico que se había ocasionado.

Lo que era un lugar destinado para uso agrícola y ganadero, después de mucho esfuerzo, ahora es ya una zona restaurada con diferentes especies de flora; algunas con valor comercial como: el cedro, caoba, roble, casuarina, framboyán, palma de coco, palma yahua y palma de coyol; arbustos como icacos, uveros de mar, siricote y otras especies más.

La fauna silvestre se ha incrementado debido al crecimiento vegetal, lo que crea nuevos hábitats y corredores biológicos, proporcionando sitios de alimentación y refugio; aumentando las poblaciones de fauna nativa y migratorias; como  aves rapaces (gavilanes, aguilillas, halcones milanos), paserinas (aves canoras, chipes, gorriones, mosqueros), aves acuáticas (garzas, cormoranes, gallaretas, pelicanos, ibis, espátulas, pedretes), anátidos (patos); además de cangrejos, mapaches, nutrias, armadillos, osos hormigueros, iguanas verdes, boas constrictor y otros reptiles y mamíferos. Algunos de ellos con categoría de riesgo.

En nuestras 70 hectáreas de planicie costera contamos con humedales, el cual es un ecosistema prioritario para la vida de varios organismos; entre ellos los manglares, que ocupan un lugar privilegiado por la riqueza natural que encierran y los servicios ambientales que prestan; su importante papel ecológico ha sido reconocido internacionalmente. Actualmente contamos con 3 especies de mangle: rojo, blanco y negro.

Desde sus inicios en 1999 a la fecha, en la reserva se ha recuperado la cobertura vegetal aproximadamente en un 70% del predio, se construyeron canales acuáticos para dar mayor diversidad de nichos ecológicos, ayudar en la captación de líquidos y retener el agua de lluvia, para así abastecer esta zona en temporada de sequía. Durante la reforestación fueron plantados alrededor de 60,000 ejemplares de flora en las dunas y humedal, además de seguirlo restaurando.

TERCERA ETAPA DE RESTAURACIÓN.

Se llevan a cabo prácticas de educación ambiental para dar a conocer al turista y al público en general los trabajos  que se desarrollan en esta reserva para la recuperación y protección del medio ambiente y sus recursos naturales. Esto se realiza por medio de pláticas, talleres y recorridos.

Además, se cuenta con el campamento tortuguero “El Callejón” con un área de protección de 10 km de extensión.

Te dejamos una galería de fotos de lo que era Istirinchá en sus inicios. 

 

 

  • Misión del proyecto: Promover la conservación, restauración y protección de la flora y fauna del humedal; generando experiencias en el manejo sustentable de los ecosistemas.
  •  Visión del proyecto: Ser un modelo de éxito que sirva de ejemplo de conservación dentro de la comunidad. Que los ecosistemas se puedan restaurar, conservar y aprovechar sustentablemente con viabilidad económica y que generen desarrollo regional.
  •  Objetivos del proyecto:
  • Restaurar  y conservar la flora y fauna nativa de la zona.
  • Generar conocimiento y experiencias en procesos de restauración de ambientes costeros.
  • Desarrollar la cultura del manejo sustentable de los ecosistemas costeros y en particular en el turismo.
  • Difundir la importancia que tienen los humedales desde el punto de vista ecológico, económico y paisajístico en las zonas costeras de Nautla.
  • Fomentar las actividades ecoturísticas como alternativa de proyectos sustentables.
  • Ser una organización que fomente la educación ambiental en la población  y el turismo.
  • Actualmente esta reserva privada de conservación tiene un gran valor ecológico en la región.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *